2-Cosas-de-gays-Terapia-Gestalt-Gay

COSAS DE GAYS

¿Ser gay es una enfermedad?

No

¿Me tengo que tratar por ser gay?

No

Entonces, ¿por qué un terapeuta especializado en gays?

Los gays como los los no gays,  tenemos las mismas necesidades de terapias que cualquiera que no lo sea (heteros lesbianas, bisexuales, intersexuales, etc): Autoconocimeinto y gestión de alguna situación difícil.

Además, cada colectivo o grupo humano tiene sus propias características que pueden matizar la necesidad de ir a terapia. Me explico: El hecho de ser gay no comporta per se ninguna anomalía, enfermedad, deficiencia o consecuencia negativas. No hay ninguna enzima o cromosoma que nos condene a los gays a la tristeza, a la compulsión sexual, a la angustia o a ningún otro comportamiento, sea positivo o negativo.

Pero sí todos los gays hemos crecido en una sociedad homófoba, todos hemos crecido creyendo que  ser “maricón” es lo peor que se puede ser en este mundo, que los “mariquitas” son poco más que bufones blanco de todas las burlas y que los gays solo piensan en follar y en drogarse.

Con este panorama, ¿cómo no vamos a tener secuelas? ¿cómo no vamos a manifestar de alguna manera tal rechazo?

Lo que matiza la necesidad de terapia de un gay  no es ser gay si no el hecho de haber crecido en un entorno homófobo que nos ha inoculado la creencia que ser gay es malo, que hay que rechazar al gay. Este triste barniz tiñe nuestras relaciones y nuestras emociones.

¿Cuales suelen ser la principales consecuencias?

  • Desánimo o apatia.
  • Tendencia a la tristeza.
  • Dificultad para entablar relaciones sanas con otras personas, sean amorosas o de amistad.
  • Fijación por el sexo y/o drogas.
  • Hipersusceptibilidad.

¿Qué más podemos trabajar en terapia?

  • Salir del armario.
  • Aceptacion plena de la propia homsexualidad (¡y la ajena claro!).
  • Relaciones familiares.
  • Relaciones de pareja.

Y los heteros, pobres ¿no tienen problemas parecidos?

Por supuesto, todas las personas tenemos problemas. Creo sinceramente que un proceso terapéutico es beneficioso para todo el mundo, porque no es un tema de traumas o enfermedades, hacer terapia es un viaje interior que nos enriquece que nos lleva a una vida más plena.

Los gays tenemos unas vivencias comunes que nos dan ciertos rasgos característicos que me han llevado a especializarme en el sector. Ademas en la Gestlat, la resonancia y empatia del terapeuta es la herramienta más importante, por eso creo firmemente que el haber compartido experiencias similares enriquece enormemente  el proceso terapéutico.