HOMOFOBIA INTERIORIZADA

Uno de los principales males emocionales que acechan a los hombres gays es la homofobia interiorizada.

¿Qué es la homofobia interiorizada ?

Pues que la sin razón del odio hacia los homosexuales de la sociedad esta dentro de nosotros y actuá(mos) contra nosotros mismos, en muchos casos, con más fuerza y más poder limitante que un batallón de cuñados homófobos.

Hemos crecido con toda un retahíla de creencias negativas sobre nosotros mismos. Este machaque constante nos cala hasta lo más profundo y hace que , aun siendo gays, pensemos, sintamos y actuemos según el paradigma homofóbico contra contra nosotros mismos y otros gays.(1)

Imagina una de esas pelis en las que los malos tienen agentes infiltrados en el gobierno pero lo genial del plan es que estos agentes no saben que son agentes. Ellos llevan una vida normal peeeeeero tienen instalado un programa en el cerebro que cuando en el momento que se activa, pierden su voluntad y le entren unas ganas irrefrenables de matar al presidente y hacer el mal.

Pues la homofobia interiorizada funciona más o menos igual.

Creemos ser gays totalmente fuera del armario sin ningún prejuicio pero de repente el programa de la homofobia se pone en funcionamiento dentro de nosotros y ¡¡el odio sale a flote!!

¿Cómo funciona?

Cuando nos menospreciamos o sentimos vergüenza de nosotros mismos y/o de nuestros compas maricas…esta hablando el programa de homofobia interiorizada latente que tenemos dentro. Este programa hace que creamos que los gays somos promiscuos, viciosos, poco serios, ridículos, poco hombres, etc.

En lo concreto: cuando no cuentas con quien has estado el fin de semana, cuando no le quieres dar la mano a tu pareja por la calle, cuando prefieres que los del trabajo no sepan que eres gay para que te tomen más en serio, cuando no reconoces que disfrutas (más o también) con el rol de pasivo, cuando controlas tus movimientos para que no se te escape una pluma en una reunión familiar, cuando no soportas la pluma, cuando críticas las saunas, las apps y el ambiente… y lo haces solo por tener la etiqueta de “gay” …eso es homofobia interiorizada.

Quizás tienes la tentación de decir: “No hace falta ir contando por ahí que soy gay” o “es que es una realidad, en el ambiente solo hay sexo, drogas y frivolidad”.

Pues antes de decirlo date cuenta que los héteros no dejan de explicar que fueron con su novia de fin de semana; los héteros tienen constantes muestras de afecto en público;  es la heteronorma machista la que ha decidió que lo feminizado es menos y que viniendo de un hombre es ridículo; que los machis no paran de performar su masculinidad; que los burdeles, intercambios de pareja, cuernos y demás “vicios” están al orden del día en heterolandia… pero como son heteros no es criticable. Es nomal. No pasa nada..

La homofobia interiorizada es muy cabrona. Es un programa que está instalado en lo que pensamos de nosotros mismos por lo tanto es sinónimo de baja autoestima, auto-menosprecio, auto crítica durísima, etc.  y de ahí, estrés, ansiedad, miedo, vergüenza.

¿Qué tengo que hacer?

Por lo tanto es importantísimo extirparnos esta creencia que no nos aporta nada y liberarnos de ella lo antes posible.

Tomando conciencia, aceptando que tenemos homofobia interiorizada, viéndola, rebatiendola, luchando contra ella.

¿De que manera?

Poniéndole mucha intención y muchas ganas, dudando de uno mismo, estando observante, leyendo sobre el tema, compartiendo, informándose y debatiendo con otras gays.

Tampoco dudes en pedir ayuda especializada para superar la homofobia interiorizada si lo crees necesario. Tanto la terapia individual o grupos de hombres gays que te pueden ayudar muchísimo en extirpar esta programa de dentro de ti.

Dejame tus comentarios y/o dudas y así tod@s aprendemos!

Contáctame

Tambien te puede interesar este grupo quincenal: https://www.institutgestalt.com/producte/grupo-el-significado-de-ser-hombre-gay-en-nuestros-dias/

(1)Es lo que en Gestalt llamaríamos un “introyecto” una creencia, una enseñanza, un mandato, que nos hemos “tragado” sin “masticar”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *