Superar una ruptura amorosa (parte 1)

¿Por qué es tan duro superar una ruptura amorosa?

Ay amiguis, para muchos superar una ruptura amorosa es una de las experiencias más duras y dolorosas a las que nos enfrentamos en la vida.

No solo nos ponemos tristes o enfadados. No, es mucho peor: la vida pierde sentido, la infelicidad nos posee, la desdicha está presente constantemente y el miedo a que esta situación se prolongue indefinidamente está omnipresente.

¿Y por qué es tan duro? ¿Por qué una situación que sabemos pasajera, común y habitual muchos la vivimos como si fuera el fin del mundo? ¿Por qué sin ser una tragedia (las parejas van y viene oiga) es una vivencia tan paralizante y absorbente?

Pues a ver, teorías mil, pero desde mi punto de vista el quid de la cuestión es que en la pareja proyectamos nuestros anhelos de felicidad. Nos han enseñado que será en la pareja donde nos desarrollaremos, donde encontraremos la felicidad, donde nos completaremos y encontramos la plenitud. La pareja es la meta, el fin, el lugar donde hay que estar. No importa que tu relación sea un desastre o que si lo piensas bien, en realidad, conoces muy pocas (o ninguna) parejas que realmente sean dignas de admiración.

Da igual que la realidad demuestre que estar en pareja no es tan guay como lo pintan. La fantasía supera, y por mucho, los hechos empíricos. Yo quiero pareja. Tú quieres pareja. Él quiere pareja. Nosotros queremos pareja…y así nos va!!!

Más vale prevenir

Entonces truki número uno, para superar una ruptura amorosa, más vale prevenir que curar. ¿Qué quiero decir? Que para que el proceso de superar la ruptura sea menos doloroso hay que estar atento antes de y durante la relación.

¿Proyecto en la relación amorosa mi bienestar? ¿Creo que la soltería es un estado transitorio entre relaciones? ¿Siento que si no estoy en pareja no seré feliz?, etc… VAMOS MAL

Chica, si juegas todo a una carta, pues cuando pierdes la partida, es normal que creas que lo has perdido todo, no?

Así que solterías felices, redes emocionales fuertes, autoestima alta y una relación amorosa con uno mismo bien apasionada es la mejor prevención para luego no pasarlo taaaaaan mal en la ruptura.

Pero…Milagros a Lourdes

¿Qué quiero decir? Pues que hay una parte del dolor que es inevitable, así que sigamos.

Hay dos miradas diferentes con las cuales analizar el proceso de superar una ruptura amorosa. Ambas útiles, ambas complementarias:

Ruptura como un proceso de duelo.

Duelo. Esto significa que es una pérdida, que es como enfrentarse a la muerte de un ser querido. Bajo esta óptica la ruptura se supera después de transitar diferentes fases: shock o negación, enfado, tristeza y aceptación.

Pero alerta, no creas ni que es un camino lineal ni que te puedes hacer trampas saltándote las fases que no te gusta.

lo que nos está pasando es perfectamente normal.

Es importante entender que cada proceso es único, que cada cual necesita sus tiempos y pasar tantas veces como sea necesario por cada fase o incluso por varias a la vez. Este modelo es solo orientativo y nos ayuda a entender que lo que nos está pasando es perfectamente normal.

Ruptura como proceso de desintoxicación.

Desintoxicación, sí, como si fuera droga o una adicción al juego. Suena fuerte pero no se trata de demonizar a la otra persona…bueno un poco sí.

Esta mirada nos ayuda también a entender lo que no ocurre, la ira, la tristeza y sobre todo…¡¡¡el mono!!!!

Esos mensajes a las 2 de la mañana, ese chafardeo en sus redes sociales, son mono. Relativizar “lo malo” de la relación, abriendo la puerta a la reconciliación, también es mono.

Bajo esta óptica, demás de aceptar las fases que se van sucediendo nos lleva a una apuesta clara e inequívoca: CONTACTO CERO.

No se deja de fumar fumando, no se deja de beber bebiendo menos…¡pues no se deja al novio acostándote con él!

Concretando un poco:

  1. Mejor prevenir que curar.

  2. Todo lo que te ocurre es normal, tristeza y enfado son lo que tocan

  3. Cada uno necesita su tiempo, no hay reglas

  4. No tengas miedo, PASARÁ

Y como me está quedando muy largo, lo dejó aquí y seguiré en una segunda parte. Déjame en los comentarios qué te ha parecido, cuales son tus experiencias de ruptura amorosa, etc.

Seguimos.

Contáctame

Publicar Etiquetados con, , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *